Filtrar + ordenar

Zapatos de mujer

La respuesta a la pregunta "¿cuándo sabes que tienes demasiados zapatos?" es, por supuesto, nunca. Los zapatos son la base de cualquier atuendo femenino que planificas detenidamente desde cero, tanto para el día a día como para eventos especiales. American Eagle Outfitters siempre presenta una variedad deslumbrante de este básico para toda mujer para que, sin importar lo que suceda en el mundo de los zapatos, siempre estés a la moda.

Toda mujer necesita tener un par de botas favorito. Las botas de cuero que calzan tan perfectamente que sientes que puedes usarlas sin calcetines son tan agradables como un par de pantuflas calentitas. A veces debes ser práctica y elegir unas botas para nieve con lana o fleece, que mantienen tus pies calentitos cuando el clima te traiciona y debes caminar un largo trecho hasta el metro o ir a clases. Pero en otras ocasiones, elige un estilo impecable con unas modernas botas al tobillo o acordonadas de media caña, porque sabes que las usarás por siempre.

El par perfecto de chatas puede definir tu estilo diario de cada temporada. Las ballerinas son un clásico y puedes usarlas para las actividades diarias, e incluso durante un encuentro rápido en casa de una amiga. Las suelas exteriores de goma y las plantillas rellenas brindan comodidad mientras caminas o estás parada todo el día. Y hablando de caminar, también puede ser el momento de comprar unos nuevos tennis. Busca estilos urbanos de tendencia, con toques cómodos como las plataformas de goma, y tennis coloridos y modernos para días largos y noches activas.

Durante el verano y la primavera es momento de mostrar los pies con las últimas sandalias. Si te gustan las sandalias o el estilo plataforma, o necesitas un par de chatas de cuero supersuaves para una relajada tarde de sol, siempre encontrarás muchas opciones aquí. Unos flip flops son esenciales para esos pequeños viajes a la playa o para una tarde en la piscina.

Compra con confianza, sabiendo que no importa cuántos pares de zapatos tengas en tu clóset, nunca serás demasiados. No existe "un problema con los zapatos". Es solo la incontrolable pasión por el estilo.